Saltar al contenido

El arte abstracto nace de la separación del concepto del arte como representación del mundo exterior. En la pintura se aleja de representar la realidad supuestamente objetiva.

Hilma af Klint (1862-1944)

La pintura abstracta apareció a finales del siglo XIX, de la mano de algunas mujeres pioneras, entonces desconocidas y olvidadas en su tiempo. Sus pinturas reflejaban el anhelo de expresar un «algo» que trasciende lo meramente existente y tangible. Hay que considerar que el arte abstracto surgió de la intención de plasmar una dimensión que se encuentra escondida a los objetos externos, por tanto, no es un arte supuestamente objetivo.

La pintura abstracta cumple su misión cuando se libera de esta objetividad y puede dirigir su intención hacia la realidad interior, hacia la dimensión de lo  «invisible».

Alice Essington Nelson (1846-1921)

A partir de sus raíces espirituales, la pintura en el arte abstracto empezó con  Georgiana Houghton (1814-1884) , Alice Essington Nelson (1846-1921) y Hilma af Klint (1862-1944). Todas tres realizaron una abstracción entendida como la búsqueda de lo místico, espiritual y trascendente de la realidad.

Georgiana Houghton (1814-1884)
Esta web utiliza cookies para su óptimo funcionamiento. Puedes revisar nuestra Política de Cookies. Si continúas navegando estás aceptándola.    Más información
Privacidad